El paseo del perro debe de ser una actividad entre tú y tu mascota que debe repetirse al menos tres veces al día.

A la hora de pasear a tu perro no basta con salir a la calle con él, has de ser capaz de transmitirle buenas sensaciones a tu can.

Para los perros, los paseos son los momentos más esperado e importantes del día. No solo porque pueden hacer sus necesidades, sino que les va a permitir hacer ejercicio, socializar con otras mascotas, no tener estrés... Pero lo más importante, es que el paseo del perro es el momento ideal para aumentar vuestro vínculo.

En ocasiones, se dejan pasar por alto detalles que afectan al paseo del perro y que podrían acabar repercutiéndole al can de forma negativa. Conoce todos los aspectos a tener en cuenta y empieza a disfrutar de tu mascota a través de sus salidas.

Normas para el paseo del perro

Saber cómo pasear a tu perro es fundamental para que ambos podáis disfrutar, además forma parte del adiestramiento canino.

Cuando realizas los paseos del perro has de conseguir que estos te permitan caminar de forma relajada y sin problemas a la hora de controlar a tu can.

Para que los paseos sean placenteros tendrás que tener en cuenta una serie de recomendaciones:

  • Sé siempre tú el primer en salir y en entrar en casa. De este modo entenderá que eres tú quien manda.
  • Durante el paseo del perro, sitúate unos pasos por delante de él. Se trata de otro signo de dominio. De lo contrario, tu can se sentirá dominante.
  • Gasta una correa corta que te permita llevar el control, pero asegúrate que está holgada.
  • Realiza al menos un paseo largo al día. Uno de los paseos del perro deberá durar cerca de 30 minutos. De esta forma el can podrá explorar los caminos, su entorno, interactuar con otros animales...
  • Cuando volváis del paseo no te olvides de darle comida y agua. La alimentación será una forma de recompensar al can.

 

Accesorios necesarios para el paseo del perro

El paseo del perro



Junto con la técnica adecuada, cuando se realizan los paseos se han de valorar otros aspectos importantes como son los materiales básicos para proceder a ello.

Más allá de contar con la correa adecuada, la sujeción es otro elemento importante. En este caso, se tiene que decidir entre collar o arnés.

Collares para perros

Esta opción para el paseo del perro es ideal cuando ya saben ir sin dar tirones. Aunque también existen otra serie de collares que permiten controlar cuando el can estira. Pese a ello, los collares de púas, o de ahorque no son del todo aconsejable porque podría provocar daño físico y psicológico al perro.

Arnés para perros

Los arnés permiten tener un mayor control del perro durante el paseo si éste te tira. También va a permitirte caminar con tu can de forma más cómoda en cuanto a la sujeción que te aporta.

A la hora de salir con tu perro, llevar agua encima para cuando se sienta cansado; o premios para enseñarle ciertas acciones también es una buena idea.

Rutinas del paseo del perro

Salvo en excepciones, tienes que acostumbrar a tu mascota a salir siempre en el mismo horario.

El paseo del perro tendrá que tener unos horarios marcados que acabarán beneficiando a los dos. En el caso del perro, también le permitirá establecer una rutina en base a hacer sus necesidades.

Lo habitual sería sacar a pasear al perro 3 veces al día, por lo que los horarios de éstos se establecerían en las franjas horarias de la mañana, mediodía y tarde.

Los paseadores de perros

En ocasiones, por diferentes motivos (trabajo, enfermedades, viajes..), pasear al can y cumplir con los horarios establecidos puede resultar complicado. Pero no por ello vamos a privar a nuestra mascota de sus salidas.

Los paseadores de perros son personas que se encargan de realizar estas funciones. Si por alguna razón los paseos de tu perro no se van a cumplir, puedes optar por estas personas para llevarlos a cabo y que tu can siga disfrutando de sus caminatas.