Casetas para perros

Si estás buscando una caseta para tu perro tienes primero que saber dónde va a estar situada. Cambia totalmente si es para exterior o interior. Los materiales pueden ser más o menos resistentes. Madera o plástico, grande o pequeña, con puerta o sin ella. ¿Qué estás buscando en tus accesorios de perros?



Elegir una caseta para el perro también depende del contexto. Saber si cuadra con el espacio asignado o si encaja con la decoración o toque que quieres darle al jardín.

Cómo elegir las casitas para perros

Además del tamaño del perro y del espacio, hay otras pautas para saber qué caseta de perros escoger:

  • Supervisar el terreno. En ocasiones escogemos un lugar que no es lo suficientemente plano para que la caseta de perro encaje. Esto sucede sobre todo en exteriores. Sobre todo cuando hay césped o tierra. Conviene alisar y supervisar el terreno.
  • Conocer la raza de perro. Parece algo obvio pero hay que saber las medidas finales que alcanzará el perro. Entre el veterinario y las características propias de la raza de perro, se puede tener esta información y así no comprar una casa que luego le venga pequeña.
  • Localización. Generalmente el perro cuando se recoge, busca cierta soledad. De ahí que hay que observar al can para saber si el sitio le va a gustar. No es darle todo el poder al perro pero sí tener en cuenta si lo ponemos aislado, si lo exponemos demasiado cuando en ocasiones va a estar encerrado.
  • Interior. Sobre todo en el caso de casetas de plástico. No está de más poner una manta vieja o un cama para perro cómoda. Cuando llega el frío, el perro lo agradece. Y darle algo que pueda morder o romper, cuando son cachorros hacen estragos con las cosas.