Cuidados básicos entre mascotas y personas con un sistema inmunológico débil

Las personas inmunodeprimidas tienen un mayor riesgo de contraer infecciones. Por ello, es importante seguir una serie de cuidados básicos en casa cuando estas personas conviven con una mascota.

Los animales de compañía, como los perros o los gatos, pueden contraer gérmenes cuando salen a la calle. Y, aunque ellos no tengan ningún síntoma de la enfermedad, pueden ser muy contagiosos para las personas que tienen un sistema inmune débil.

Para prevenir esta situación, en las tiendas de productos veterinarios, se puede encontrar una amplia variedad de productos de limpieza e higiene que evitarán que las mascotas puedan transmitir gérmenes o virus a sus dueños.

Tips de higiene y cuidado para las mascotas

Seguir una serie de consejos básicos para personas inmunocomprometidas es fundamental. De este modo, reducirán las posibilidades de contagiarse fácilmente de ciertas enfermedades. Por ello, si convives con animales de compañía, te damos algunas recomendaciones de higiene y limpieza:

1. Limpieza de heces y orina

Existen un gran número de enfermedades que se diseminan en el ambiente a través de las heces y la orina de las mascotas. En estos casos, cuando la persona inmunodeprimida tiene gatos, lo que debe hacer es mantener bien alejada la caja de arena para gatos de las áreas de preparación de alimentos y de los lugares donde se suele comer, como la cocina o el comedor.

Además, lo más apropiado es que sea otra persona la que se encargue de vaciar la caja de arena donde se almacenan los desechos del gato o la jaula que contiene las heces de los pájaros.


En el caso de que la persona inmunodeprimida no cuente con la ayuda de ningún familiar, lo más adecuado es que se encargue de realizar esta limpieza usando guantes desechables y mascarilla. Posteriormente, deberá lavarse bien las manos al terminar estas tareas de limpieza.

2. Qué hacer ante mordeduras y arañazos

Cuando se tienen animales de compañía en casa, lo ideal es que estos siempre lleven las uñas bien cortadas. De esta manera, no podrán provocar ningún tipo de arañazo a través de sus patas.

Sin embargo, si una persona inmunodeprimida recibe un arañazo de un gato, de un perro o de cualquier otro animal, es preciso que se limpie rápidamente la zona y acuda al médico de inmediato si comienza a haber enrojecimiento, hinchazón o pus.

Por otro lado, las mordeduras de la mayoría de animales conllevan un riesgo muy alto de infección. Por tanto, es preciso tomar antibióticos cuando se producen. No obstante, cabe destacar que las mordeduras de los gatos son especialmente propensas a infectarse. Esto se debe a que los dientes largos de estos animales pueden generar heridas muy profundas que resultan difíciles de limpiar.

3. Cuidado con los cachorros

Las mascotas maduras son menos propensas a traer enfermedades a casa. Sin embargo, los cachorros pueden suponer un riesgo mayor de contraer infecciones al no tener puestas todas las vacunas obligatorias.

Además, hay que tener en cuenta que los animales, cuando son muy pequeños, también son más propensos a jugar bruscamente, morder o tener escapes de heces dentro de casa. En este caso, las personas con un sistema inmunodeprimido deberán limpiar con mucho cuidado las heces que encuentren en casa.

4. Mantener a las mascotas saludables

Por último, otro consejo que se debe tener en cuenta cuando una persona inmunodeprimida vive con animales es que todas las mascotas deben pasar todas las revisiones veterinarias pertinentes.

En este sentido, es importante asegurarse de que el veterinario receta las medicinas necesarias para prevenir que las mascotas tengan lombrices. A su vez, también es esencial usar productos específicos para la prevención de pulgas y garrapatas, especialmente en los perros y gatos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Dientes para toda la vida

Ortodoncias para perros, cepillos de dientes, dentífrico y un sinfín de productos que pueden hacer que la dentadura de nuestro perro sea para toda la ...