7 ideas para hacerle fotos geniales a tu perro

Tips para fotografiar a tu perro

Vivimos en la época dorada de Instagram, y no hay nada como compartir las fotos más cuquis y divertidas de nuestro perro para ganar likes y seguidores. Aunque hay perros que parecen nacidos para posar ante las cámaras, a veces nos costará horrores conseguir que se esté quieto. Por eso vamos a ver una serie de trucos e ideas para hacerle fotos geniales a nuestro perro y hacer que el resto del mundo se muera de envidia.

1- ¡Nunca utilices el flash!

Para conseguir que el perro pose es necesario que se sienta cómodo, especialmente si lo sacamos de su entorno. Una de las cosas que más los alteran son los fogonazos de luz, así que desactiva el flash de tu cámara. Lo único que conseguirás es alterarlo, y ya no estará tan predispuesto a posar.

2- Los robados

¿Nunca te has quedado embobado mirando cómo tu perro investigaba algo o jugaba? Muchas veces las mejores fotos son los robados, las que hacemos sin planificar. El truco consiste en estar rápido y no pensárnoslo dos veces antes de sacar la cámara y disparar. Por suerte, siempre tenemos el móvil a mano así que aprovecha los momentos de máximo esplendor de tu perro para hacer esa foto tan espectacular que buscas. Y ya si quieres hacer un viaje inolvidable con tu perro todo lo que debes hacer es buscar un paisaje que te guste e inspire y el resultado te enamorará.

3- Resalta su estado de ánimo

Además de quedarse embobados mientras juegan, o cuando ven su reflejo, los perros suelen ser muy expresivos. Fíjate  en su comportamiento y en cómo mueve tu perro las orejas, en el rabo, en el hocico, en si el animal está disfrutando de la sesión de fotos o si quiere huir cuanto antes. Seguro que con una solo mirada os entendéis, así que puedes aprovechar para resaltar esa imagen de un perro enfadado o de ese can juguetón que está disfrutando de la sesión.

4- Los dos a la misma altura

Aunque el animal esté más que acostumbrado a tu presencia, se sentirá algo intimidado si estás muy por encima suyo, con la cámara tapándote la cara, y las fotos no serán tan naturales. Además, si te tumbas boca abajo, te pones de rodillas o te sientas en el suelo conseguirás una foto cara a cara, al mismo nivel. El ángulo es mucho mejor, y la imagen es más potente que si la hacemos desde arriba.

5- ¡Cuidado con lo que aparece detrás!

Igual de importante que el perro es el fondo. Os podéis hacer un selfie, pero que de fondo no se vean las cortinas de la ducha o las sillas del jardín tiradas por el suelo. Si vais a un parque, que se note en todos los sentidos, no os hagáis las fotos hacia donde estén los coches. En el típico lago con patos a pedales o barcas para pasear, que no aparezca el pato cortado, o media barca rompiendo el entorno ideal… Lo importante es que tu perro es tu mejor amigo y hay que capturar esa escena que sólo entendéis tú y él. Es importante que el fondo no sea un fail que despierte las risas de todo el mundo.

6- Perros deportistas

Si eres capaz de enseñarle a tu perro a surfear, enhorabuena: el álbum de fotos será espectacular. Si tu adiestramiento es como el del resto de los mortales siempre os podéis hacer fotos en vuestras excursiones por el monte, cuando salís a correr o haciendo doga, esa modalidad de yoga que se practica con perros. Necesitaréis a alguien que os haga las fotos, o una cámara fija y programada para que se dispare, pero el resultado siempre es genial.

7- Tantas fotos como puedas

Haz fotos, y fotos, y fotos, y más fotos. Con un disparo en ráfaga es más fácil captar la foto buena, pero uno de los secretos para conseguir las mejores fotos es ser paciente y esperar hasta que salga la foto buena, especialmente si son fotos de grupo.

Ahora que ya tienes esta guía práctica para hacerle fotos a tu perro lo único que necesitas es tomar la cámara y salir a la calle para hacer las primeras pruebas. Pon en práctica todos estos consejos y guarda los mejores momentos vividos con tu mejor amigo.