Las golosinas para perros ¿son buenas para el can?

Las golosinas caninas en general no tienen nada de malo. Eso sí, hay que saber cuándo y cómo es correcto darle golosinas a tu perro, es decir, buscar el momento oportuno.

Estas “chuches”, que encantan a los canes, son perfectas como pequeño premio y sirven para reforzar el buen comportamiento del perro, actúan como un refuerzo positivo. Por ello, los adiestradores caninos recurren a las golosinas en los entrenamientos del perro y tú también puedes dárselas a tu mascota de forma esporádica.


Es importante tener claro que no todas las golosinas que puedas dar a tu perro son iguales y debes elegirlas de buena calidad. Con la alimentación del perro no se juega y en algunos casos estas golosinas caninas poseen un alto contenido en azúcares y grasas y resultan poco saludables. Así, teniendo en cuenta los efectos que el azúcar puede tener en el perro lo mejor será cerciorarse de su contenido antes de comprarla. En cambio, existen golosinas para perros que son buenas porque incorporan vitaminas y minerales, de manera que no solo gustan a tu perro, sino que además, le aportan buenos nutrientes.

A la hora de elegir las chuches para tu perro, ten en cuenta las características del animal. Por ejemplo, tienes golosinas ideales para evitar la formación de sarro en los dientes de un perro anciano y otras que son perfectas como complemento a la alimentación de un cachorro. Como consejo para elegir la golosina del perro, fíjate bien en la composición y en la textura de las golosinas que piensas dar a tu mascota. Y es que pueden contener incluso algunos de los alimentos prohibidos para perros, por eso, ante la duda, el veterinario también puede recomendarte cuál es la mejor golosina para tu perro.

¿Cuándo darle una golosina a mi perro y en qué cantidad?

Esas galletitas, con las que tanto disfruta tu perro, nunca pueden ser la base de su alimentación. Las golosinas en exceso podrían sentarle realmente mal al perro y causarle problemas gastrointestinales. La golosina siempre es un premio, un “extra” que recibe de vez en cuando, especialmente si le estás educando. Buena idea es llevar una bolsita con sus golosinas favoritas en sus primeros paseos (mientras le enseñas a caminar a tu lado sin tirar de la correa) o si quieres premiar su buen comportamiento en un momento puntual. No le des nunca una golosina para calmarle o distraerle si está haciendo algo mal (por ejemplo para que deje de morder un mueble) si lo haces, reforzarás ese mal comportamiento.

En resumen, las golosinas para el perro son buenas si tenemos en cuenta estas premisas y servirán para aumentar vuestros lazos de amistad, pero siempre que no se abuse de ellas y que las que ofrezcas a tu perro tengan una calidad aceptable.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Perros famosos

Algunos perros sehan convertido en protagonistas de las películas