Collar o arnés para perros: ¿cuál es la mejor opción?

No hay una respuesta definitiva al uso del collar o del arnés para el perro porque la mejor opción siempre va a depender de las características físicas de cada perro, de su temperamento, de la actividad que realice y también de con qué se sienta más cómodo cada animal (y cada dueño).

Además, hay que tener en cuenta que existen distintos tipos tanto de collares como de arneses para el can pero lo realmente importante es que, elijas la opción que elijas entre cualquiera de estos dos accesorios para el can, tanto el collar como el arnés nunca molesten o puedan llegar a causar una lesión al perro.

Ventajas e inconvenientes del arnés y del collar

Antes de tomar la decisión sobre qué es mejor para tu perro, si el arnés o el collar deberías conocer mejor estos dos accesorios para pasear con tu perro, y luego podrás tomar mejor la decisión en base a sus características. Toma nota de los pros y los contras del uso del arnés y del collar para tu perro y averigua todo lo que debes saber.


Un collar para perros está hecho en un material suave y flexible puede ser perfecto para pasear a un perro tranquilo y un perro de tamaño medio. No debe apretarle el cuello porque es una zona delicada, donde se concentra musculatura fundamental del animal y también la base de su columna vertebral. Además, entre los requisitos del collar para el perro, este debe de ir con una correa de longitud adecuada, no tiene por qué dar problemas en sí mismo. Son los dueños los que, dando tirones para intentar controlar al animal, pueden acabar haciéndole daño en cuello y tráquea. Para algunos, el collar resulta más efectivo a la hora de adiestrar al animal en órdenes sencillas como "quieto", "vamos", "siéntate" etc.

El arnés para el perro, por su parte, es otro de los productos básicos para el can y además suele resultar más cómodo para la mayoría de los animales porque sujeta al perro por detrás de sus patas delanteras permitiéndole una total movilidad sin exponerle a lesiones en el cuello. Cada vez son más los veterinarios que consideran que el arnés es lo más adecuado para perros que poseen gran fuerza y temperamento, sobre todo en las fases correspondientes a su entrenamiento.

Como conclusión, teniendo en cuenta que ambos son accesorios imprescindibles para pasear al perro, se puede decir que en general el arnés es más recomendable para el perro, aunque el collar tradicional (nunca de ahorque o de púas) debidamente colocado, puede ser perfecto para perros que disfrutan con sus tranquilos paseos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Beagle

El Beagle es un perro familiar, rastreador, tranquilo y de tamaño medio