¿Qué es el pienso para perros?

Características del pienso para perros

El pienso o alimento balanceado para perros es uno de los principales alimentos para perros. Se trata de una comida preparada para nutrir a nuestra mascota para que crezca fuerte y sana. Por eso, el pienso para perros es fundamental en la alimentación de los perros, aunque también existen otro tipo de comidas para perros, como comida casera para perros, comida semihúmeda para perros o comida húmeda para perros.

Características del pienso para perros

Hay piensos para perros válidos para todas las razas de perros y que le aportan al animal nutrientes para mantener la salud de la piel y del pelo del perro, así como ayudan a que tengan salud intestinal y gran rendimiento energético. También hay piensos para perros con alto contenido en fibra vegetal y con un alto poder antioxidante, e incluso, salud articular.

El pienso le aporta al perro nutrientes esenciales como proteínas para fortalecer sus músculos y otros nutrientes como vitaminas y minerales que cuidan su salud.

Tipos de pienso para perros

Es muy común que los piensos para perro contengan algún cereal, como maíz o arroz, o que tengan proteínas de carnes como la de pollo. Sin embargo, no todos los piensos son iguales, ya que dependiendo de la raza y el tamaño del perro o de la edad del perro, el animal puede tener ciertas necesidades. Por eso, es importante que el pienso para perros se adecue a la edad, la raza y el tamaño del perro.Tipos de pienso para perros

Además, el animal puede tener alguna alergia, por eso, hay pienso para perros sin cereales, pienso para perros rico en fibra o para los que son más alérgicos. También existen pienso para perros seco, pienso para perros semihúmedo y pienso para perros húmedo.

Cómo servir el pienso para perros

Es tan importante elegir el mejor pienso para perros como servirle a tu mascota la cantidad adecuada a sus características. Por eso, para servir el pienso, hay que guiarse por la tabla de la ración diaria recomendada.

Es mejor dividir la ración correspondiente en dos porciones al día, aunque las cantidades suelen ser orientativas, ya que deben ajustarse a las necesidades nutricionales y energéticas del perro. Y siempre hay que intentar mantener el peso corporal óptimo de nuestra mascota.

Además, no hay que descuidar la higiene. Por eso, no hay que olvidarse de dejar siempre el agua fresca y limpia a disposición del perro.