Cataratas

Enfermedad de cataratas en los perros

Las cataratas de perro son una de las enfermedades caninas más comunes y sobre todo a medida que la edad de nuestro perro avanza. Se trata de una enfermedad hereditaria que es consecuencia principalmente de afecciones oculares y de la intolerancia lumínica y a menudo está asociada a algunos traumatismos producto de golpes e incluso a la diabetes.



Esta anomalía aunque puede darse en cualquier raza de perros conocida, afecta en mayor medida a los perros caniches y a otros perros de pequeño tamaño como el Cocker Spaniel.

También hay que tener en cuenta que las cataratas de los perros no son ninguna enfermedad contagiosa, es decir, si un perro la padece no la contagiará a ningún perro ni a ninguna otra persona por ningún tipo de vía. Sin embargo, esta enfermedad también es común en los humanos, y el tratamiento más efectivo para su cura es una cirugía.

Síntomas de las Cataratas en perros

La intolerancia a la luz también llamada fotofobia, es uno de los síntomas más comunes de esta enfermedad y que mayor gravedad presenta, por lo que los cuidados y la atención que nuestro perro necesita deben de ser más específicos. También hay otros síntomas comunes que están relacionados con la enfermedad y que tienen que ver con:
  • Lagrimeo excesivo.
  • Supuración.
  • Inflamaciones oculares. Si el ojo de nuestro perro comienza a tener un aspecto opaco y c
  • Infecciones oculares. 
Además, cuando el ojo de nuestro perro pasa a tener una apariencia opaca y blanquecino el índice de posibilidades de que tenga la enfermedad es mayor. Y, debido a estos trastornos oculares el perro comienza a perder su equilibrio o caminar con torpeza al perder un porcentaje de su rango de visión.
Advertencia: Siempre será el veterinario la persona que dictamine o no la operación pero, es importante saber que tras la cirugía hay 5% de probabilidades para que aparezcan complicaciones, un riesgo de salud que implica la posibilidad de perder la visión.

Tratamiento de las Cataratas en perros

Desgraciadamente, la enfermedad canina de las cataratas es una anomalía que suele ser hereditaria y sus probabilidades de desarrollarse son mayores a medida que la edad del perro avanza.
  • La mejor solución para tratar las cataratas en perros de acuerdo con los expertos es pasar por el quirófano, recurrir a la cirugía. El porcentaje de éxito de esta operación en casos normales alcanza el 95% de probabilidad efectiva. También se disponen de tratamientos a base de medicamentos pero con el paso del tiempo se ha demostrado que no son los suficientemente efectivos.
  • Después de la cirugía, el perro tendrá que llevar un collar especial que lo ayude a protegerse los ojos, durante al menos 3 semanas. Además, se aconseja sustituir la correa por un arnés que le ayuden a evitar movimientos bruscos, pues la actividad y el ejercicio físico del perro estarán totalmente prohibidos. Asimismo, tendrá que aplicarse unas gotas oculares que faciliten la cicatrización, inflamaciones o infecciones.

Cómo prevenir las cataratas y proteger a nuestro perro

De acuerdo con los veterinarios y especialistas en la materia, la prevención de las cataratas deben de seguir los siguientes pasos:
  • La regla número uno es acudir a las visitas rutinarias del veterinario.
  • Alimentación para perros equilibrada y sana.
  • Seguir una rutina diaria para el cuidado de los ojos mediante gasas y suero fisiológico. Sobre todo si esta enfermedad ha estado presente en sus generaciones.
  • Evitar que el perro se acerque a zonas donde aparezcan rastrojos de hojas o matorrales que puedan incrustarse en el ojo.
  • Mantener al perro alejado de productos tóxicos o que entre en contacto con sustancias como el aceite o alcohol.
  • Mantener el pelaje del perro con higiene canina adecuada, es decir, llevar un pelo bien aseado y cortado sobre la zona ocular.
 

El pekinés

El Pekinés es una raza de perro de compañía. Este perro es muy peculiar por su temperamento. Es independiente, testarudo, de muy mal genio y dado ...