El momento del parto

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

La mayoría de las perras paren por sí solas con facilidad si llegan en buenas condiciones al momento del parto. De todas formas es importante vigilarlas por si aparecen problemas, poder atenderlos con rapidez cuanto antes mejor.

 

el momento del partoDebemos tener paciencia y tranquilidad a la hora de valorar la evolución del parto y saber descubrir los signos cuando algo puede no ir bien. Cada perra es distinta y por tanto cada parto también. La variación en la duración y otros parámetros del desarrollo del parto es enorme y variada entre las distintas hembras.

 

Los primeros signos de problemas en el parto; son un retraso en la expulsión del cachorro mayor de media o una hora si están presentes las contracciones o un tiempo mayor de 2 o 3 horas entre un cachorro y el siguiente. Se considera que una velocidad de nacimientos de un cachorro a la hora es muy razonable. En ocasiones pueden aparecer periodos intermedios de descanso prolongados, de varias horas, normales cuando no se produzcan contracciones. Si existen dificultades en la extracción de un cachorro, podemos ayudarle tirando con cuidado.

 

Las principales causas de alteraciones en el parto son:

  • el momento del partoLa distocia es la imposibilidad de expulsar uno o más cachorros por diferentes causas como: el excesivo tamaño de los cachorros (en proporción a la madre), a la mala colocación de alguno de estos, las fractura antiguas den la pelvis de la hembra, malformaciones fetales,… En general, su tratamiento precisará de maniobras obstétricas o incluso de la realización de una cesárea.
  • La atonía uterina consiste en la falta de fuerza en las contracciones uterinas, que impide la expulsión de los cachorros. Puede deberse a una mala alimentación, a un estado sanitario deficiente, al estrés o incluso a factores genéticos, pues es más frecuente en determinadas líneas de perras. El tratamiento consistirá, una vez descartados problemas físicos en administración de sueros intravenosos con medicación que ayude a las contracciones. La cesárea será la última solución que se adoptará de no funcionar las medidas antes comentadas.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter